Reforma laboral, incertidumbre y lucha de clases


El capitalismo flexible, el modelo neoliberal y la consecuente inestabilidad, promueven un proletariado que lucha día a día contra la incertidumbre, pues en relación al esclavo, y al siervo, el proletario moderno no solo carece de los medios para su subsistencia, sino que además ve disminuida la posibilidad de su propia reproducción material.

Ley Trole III, capitalismo flexible y precariedad laboral (segunda parte)


La Ley de Fomento de la producción es una estrategia para acelerar la renta capitalista y transferirla a la burguesía del tipo industrial y financiero[1], optimizando la ganancia privada a niveles cada vez más acelerados.