COLOMBIA: EL MENSAJE PRINCIPAL Y MÁS IMPORTANTE ES EL DE RESISTENCIA.

En un esfuerzo colaborativo y solidario que contó con la participación de alrededor de 70 medios comunitarios, alternativos y populares de Latinoamérica; se concretaron una serie de entrevistas a varios representantes de la lucha organizada y pacífica que protagonizan desde las calles de Colombia.

Este esfuerzo se materializa en el Cadenazo de Medios Libres por Colombia, un fiel testimonio de aquella coalición de jóvenes, estudiantes, indígenas, mujeres, madres, activistas, y diversos actores sociales que confluyen desde el 28 de abril de 2021; para manifestar su indignación popular frente a las políticas del Estado colombiano.

Red Kapari se ha sumado a este Cadenazo, conduciendo la entrevista al corresponsal del medio alternativo Colombia Informa, Yari Arias.

En este encuentro con Yari Arias se abordó el rol de los medios comunitarios, populares y alternativos para romper el cerco mediático, la vulneración a la libertad de expresión, prensa e información en el marco del paro nacional y la importancia de la comunicación popular en los procesos de organización y resistencia popular. 

Entrevistadores: Elena López Granda (EG) y Mijail Sarzosa (MS)

MS: A estos 21 días que se cumplen del Paro Nacional en tu país, cuéntanos, ¿cómo se ha impuesto el cerco mediático desde los medios masivos y privados de Colombia?

Bueno, los medios privados en Colombia digamos que funcionan de manera aliada y de manera cercana con los grandes conglomerados económicos y por tanto digamos que históricamente no han tenido una cercanía ni con la protesta social, ni con el paro. (…) En este año se han cerrado en su discurso, se han cerrado en defender la institucionalidad, a defender al Gobierno como institución, y a defender a las instituciones que han estado involucradas en las manifestaciones (la Policía y al Ejército).

Este cerco se ha basado, por ejemplo; en imponer una narrativa de que las protestas y los bloqueos son ocasionados por vándalos, y que estos bloqueos son una violación a los derechos humanos de las personas que están marchando contra las personas que se están quedando en casa.

Yari Arias

EG: ¿Nos puedes contar cómo han actuado los medios populares, alternativos y comunitarios en Colombia frente a ese cerco mediático?

El primer paso como comunicadores y comunicadoras, y como medios alternativos ha sido desentrañar, analizar si se quiere, decodificar, indagar este discurso del porqué nos parece que no refleja la realidad, del porqué nos parece que no explica suficientemente la movilización, y desde ahí se ha intentado como agencia sentar una posición de apoyo al paro, de apoyo a las dignas luchas del pueblo colombiano, de apoyo a las personas que están en la calle exponiéndose por unas mejores condiciones de vida.

Apostar a comunicar y hacer público lo que quieren decir estas personas y lo que está pasando en la calle. (…) nosotros partimos de una gran ventaja, esta es la cercanía y la posibilidad de estar en los lugares donde están sucediendo las movilizaciones, (…) y así desde está cercanía se intenta difundir una versión o una denuncia de lo que ocurre.

Yari Arias

MS: ¿Qué pasa con los ataques a nuestros colegas reporteros, o a los mismos medios de comunicación? ¿Qué estrategias han usado como equipo y como se han articulado con los otros medios frente a este nivel de violencia?

Gran parte de la violencia estructural y simbólica que ha hecho el Estado con su Fuerza Pública en las calles no ha sido solo contra los marchantes o contra las personas que protestas, no solo contra la prensa alternativa, sino también ha sido contra personas que son parte de organizaciones defensoras de DD. HH.

La articulación (de medios alternativos) con organizaciones defensoras de DD. HH. (…) cuando vamos a cubrir alguna movilización, es tener conocimiento de quienes están ahí, conocer sus números, conocer a que organización pertenecen; no solo por una cuestión de cercanía o de identificación sino también por una situación de seguridad.

En la medida que la agencia está cubriendo, tomando registros de fotos, de videos, de lives (transmisiones en vivo) de lo que está sucediendo, se crea un material que se puede compartir para las denuncias de las violaciones de derechos humanos (por parte de la Fuerza Pública).

EG: ¿Qué consideraciones tienes ante las declaraciones del presidente Iván Duque sobre la militarización de las ciudades?

Se involucran o se influyen las causas que han encontrado no solo el gobierno, sino el partido del gobierno (Centro Democrático, partido ultraconservador colombiano) a las protestas, con declaraciones de militantes que afirman que las revueltas son pagadas o instigadas por el gobierno de Venezuela, o que son parte de una suerte de “complot internacional” que hace parte de una especie de “castrochavismo” o diversos nombres.

Lo preocupante es que estos discursos están teniendo repercusiones en la manera en que las fuerzas públicas (y fuerzas armadas) se movilizan en las ciudades, la manera como la militarización es una amenaza contra el Derecho Constitucional y el derecho a la protesta, y la libre expresión. Este discurso del terrorismo impulsado en declaraciones de Iván Duque, recae en partes de la población, reaccionarias, que encuentran la mejor respuesta para estos discursos en armarse y salir en camionetas o autos blindados a disparar contra la gente (representados como criminales y terroristas).

El caso que señalas de Cali, junto al caso de Lucas Villa en el viaducto de Pereira y varias denuncias de personas particulares que se han acercado amenazando a las marchas y los bloqueos, el o ultimátum de “si no se van les disparamos”.

Estos discursos de militarización tienen un efecto real y han hecho que la violencia escale de manera civil y pública, atentando contra la integridad de los que marchan.

Se hace uso de las instituciones que constitucionalmente se diseñaron para proteger a la gente, y se les utiliza para desincentivar las marchas, desarticularlas, amenazarlas, matarlas, asesinarlas, torturarlas; porque también hay denuncias de torturas por parte de las fuerzas militares.

Yari Arias

MS: Como equipo de Colombia Informa, ¿qué hacen frente a este bombardeo de información con imágenes reprochables y dónde se observa esta violencia estatal? ¿Qué hacen para combatir las acusaciones contra los medios populares y alternativos de difundir información falsa?

Nosotros apostamos es a estar en el lugar. Si un corresponsal manda el video de una agresión pues digamos que no cabe verificación ya que el corresponsal lo vive en ese instante. Eso es una gran ventaja de (intentar) estar en los lugares, tener esa cercanía con lo que está sucediendo, como primer punto.

Como segundo punto, la verificación como agencia la hacemos con las organizaciones defensoras de DD. HH., cuando nos llegan las denuncias.

La gran mayoría de corresponsales estamos en las ciudades o capitales, ya sea Bogotá, ya sea Medellín, o presentamos algunas denuncias de sectores alejados. Se hace uso de los contactos para verificar la información en el menor tiempo posible.

Hay una dificultad que más que representar la problemática que señalas nos sirve para aprovechar y hacer una crítica de las instituciones oficiales y cómo funcionan en Colombia. En estos momentos, las instituciones que hacen parte del equilibrio de poderes y que son parte de la vigilancia de lo que está haciendo el Estado (como la Fiscalía, la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo), dichas entidades están bajo la dirección de fichas políticas del partido del gobierno (Centro Democrático).

Esto supone una dificultad adicional para nosotros como agencia, organizaciones sociales y en general, que hace razonable dudar de las cifras oficiales.

Por ejemplo, en los primeros días del paro la Defensoría emitió un comunicado que reportaba 98 personas desaparecidas, mientras que Organizaciones No Gubernamentales como Temblores contabilizaron alrededor de 900 desapariciones.

Yari Arias

Esta diferenciación en las cifras junto con la configuración política de las instituciones hace que la verificación de cifras (más allá de casos particulares que pueden verificarse a través de contactos) sea complicada.

EG: El 11 de mayo hemos se emitido una carta pública de los medios comunitarios, alternativos y populares del Ecuador sobre la vulneración a la libertad de prensa y de expresión. Así también lo vimos en diferentes espacios y redes de América Latina y del mundo, que nos unimos para seguir denunciando todo el proceso de vulneración de Derechos Humanos. Frente a esto, ¿cuál es la importancia que consideras tú de esta colaboración regional para cubrir las protestas en nuestros países?

Creo que la difusión y la articulación de los medios, ya sea tanto de medios latinos como también internacionales ante lo que está sucediendo en Colombia, es importantísima en la medida que, en el contexto nacional funciona contra el cerco mediático y la manera en que se han cerrado los discursos en torno a la defensa del Gobierno y las instituciones, y en la medida que se hace público y que se difunden los abusos que se están cometiendo desde la violencia estructural y simbólica de parte de las fuerzas del Estado, no como entes individuales que cometen errores en servicio sino como una doctrina o una directiva de atentar en contra, de agredir, de violentar, de perseguir a las personas que se están manifestando y en ese sentido; violarles los derechos.

No (atentan) solo contra su integridad, sino contra el derecho a manifestarse, el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la vida; en el caso de los asesinatos que han cometido los agentes del Estado en las calles colombianas.

Yari Arias

Es en este escenario internacional donde los ojos externos se posan sobre Colombia, ayudan a difundir estas noticias para precisamente hacer presión no solo contra o frente al Estado, sino además contra las distintas instituciones y organizaciones que se han sumado a ese discurso de construir a la movilización en un sentido de vandalismo.

En la medida que los ojos internacionales visibilizan las vulneraciones a los derechos humanas y conforme (esperemos) dejen de ocurrir, se empezaría a hacer trámites, a escuchar a los desfavorecidos, a ofrecer soluciones a las causas reales que están movilizando a la gente como la pobreza, el hambre, el desempleo, etcétera; que ha hecho que salgan a manifestarse en las calles, encontrándose con un Estado que los ataca directamente.

EG: Yari, por último. En esta importancia de la prensa comunitaria para fortalecer el campo popular, los procesos organizativos; ¿un mensaje que quieras dar para todos los medios comunitarios, populares, alternativos, aquellos medios libres que se han sumado para retransmitirnos?

El mensaje principal y más importante es el de resistencia. Resistir en contra de unos medios que buscan difundir un discurso, resistir contra un Estado que está saliendo a atacar, resistir también porque vale la pena lo que se está difundiendo de lo que nosotros consideramos como las causas justas que han llevado a la gente a salir las calles.

Se debe y se tiene qué, como medios; apoyar esa resistencia con más resistencia del campo comunicativo, intentar hacer uso de las herramientas, intentar hacer uso de las articulaciones, de la cooperación internacional.

Porque la lucha es de resistencia.

EL INVITADO

Yari Nicolás Arias es corresponsal de la agencia de medios alternativos Colombia Informa, politólogo de la Universidad Nacional de Colombia, y magíster en Educación de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Mira la entrevista completa

Published by

Kapari Comunicación

Red de Comunicación Comunitaria Ecuador